sábado, 19 de abril de 2014

34- EL SOL DE UNIDAD y LA MENTE ESPIRITUAL





Es el Sol “La Presencia” que mueve los hilos del destino evolutivo en los planetas y astros. Es esa Presencia de Voluntad- Propósito la que rige y dirige los planes evolutivos para las mínimas partículas de Vida Universal. Ningún átomo se mueve, vive y tiene su minúsculo ser sin la influencia irradiativa del Sol espiritual. Ninguna pequeña hormiga se mueve por tierra y ningún insecto volador surca los aires sin el Hálito Espiritual del Sol.
            Nada se mueve, vibra y palpita de ninguna forma posible sin el Aliento Espiritual del Sol interpenetrando su substancia material.

El Sol es, por lo tanto, la PRESENCIA de la Gran Vida.

Existen muchos “soles” o “estrellas” físicas, materiales, perceptibles por vuestros sentidos físicos, que podéis captar a simple vista; y con las tecnologías de vuestros más adelantados telescopios podéis divisar cientos y miles de galaxias, en cada una de las cuales vibran las luces de millones de ‘soles’… Sí…, cuando hacemos referencia al “SOL” muchos estudiantes se confunden con estas imágenes materiales, y esto ocurre en mayor medida cuando el estudiante no posee aún un conocimiento de metafísica y esoterismo que le permita en sus interpretaciones ir más allá de los sentidos físicos. El desarrollo de la mente abstracta es necesario para que el estudiante pueda captar el sentido correcto de estas transmisiones, y tanto mejor será aún, si ya activada su mente superior o causal, se activa también la resonancia del Espíritu (Buddhi-Atma), el cual, impactando entonces en la mente, la convierte en mente espiritual.

La “mente espiritual” es la mente iluminada; es más que la mente abstracta o superior, ya que es la mente superior iluminada por un reflejo monádico y Logoico.
La “mente espiritual” es una mente en la cual brilla como faro luminoso la Conciencia de Unidad.  

Por lo tanto, estas transmisiones serán entendidas por cada lector según su grado de desarrollo interno. Quienes, por ejemplo, posean un intelecto entrenado, erudito, pero que aún no han ejercitado la facultad de abstracción y el poder de síntesis, solo obtendrán de estos ‘mensajes’ más datos y conceptos para sumar a los memoriosos conocimientos que ya poseen, acopiados en sus memoriosas mentes cerebrales. Quienes en cambio, han aprendido a ver las esencias, más allá de los datos variados y “multicolores” de los conocimientos, sabrán ver el sentido real de estas transmisiones; y quienes en sus mentes esté vibrando la Luz Búdica-Crística, sabrán además captar intuitivamente la irradiación solar que emana de estos escritos.

Volviendo al punto central anterior que nos ocupaba, al hablar de “SOL”, no debe el estudiante quedarse con un entendimiento físico, materialista. Si bien es cierto y verdadero que cada estrella física posee su contraparte espiritual, al igual que el Sol físico de vuestro Sistema es el Cuerpo material de un gran Ser o Logos Solar; al hablar de “SOL” aquí lo estamos haciendo en forma genérica y universal; no hacemos referencia a ningún ‘sol’ ni a ningún Logos en particular. Aquí el vocablo “SOL” es empleado para evocar una comprensión esotérica y espiritual de la Vida. En tal sentido, el símbolo del SOL es muy profundo y significativo.

El Sol, como símbolo espiritual, es signo de Vida Pura e Inteligencia infinita, siempre Presente, contenedor de la CONCIENCIA de todo cuanto existe.

El Sol es Vida y su cualidad principal es iluminar, es decir, dar calor de vida. Su influencia es OMNIPRESENTE. Aquí no estamos hablando de un sector de vida en algún Universo material…, sino del SOL ÚNICO, como Fuente sempiterna del GRAN UNIVERSO DEL TODO.
La cualidad de esta Omnipresente Vida es SOLAR, por que es CONCIENCIA pura y siempre emanante de ‘Calor de Vida’. Es la Gran Conciencia Omniabarcante, suprafísica, que todo lo compenetra.
Las cualidades que emanan de esta Gran PRESENCIA siempre están recreándose, por lo cual podrá ser dicho que la Gran CONCIENCIA-PRESENCIA del Gran Universo siempre está regenerándose, ilimitadamente, a través de los eónicos Manvantaras y Macro-Manvantaras sucesivos que son los latidos del Corazón de LA PRESENCIA SOLAR MACROUNIVERSAL…

Colocar en “palabras” la indescriptible grandeza de LA VIDA es eclipsarla…, sin embargo, tenemos el agrado de presentar “la vibración” de la PRESENCIA SOLAR a través de estas transmisiones, porque lo importante en las mismas no es “la información”, sino “la vibración”.

Nosotros hemos sido llamados por el Concilio Terrestre, por sus Jerarquías Solares, para colocar nuestra impronta vibracional en el Esquema Terrestre. Una de las maneras de efectuarlo es a través de transmisiones como esta.
Florecerán las ‘flores’ de una nueva conciencia, con nuevas cualidades vibracionales, en quienes asimilen todas estas enseñanzas.
El Sol ha expresado frecuencias de UNIDAD en esta oportunidad.
Que la Paz Solar pueda habitar en vuestras almas.

CORAZONES DEL SOL.