domingo, 30 de junio de 2013

(14) INSTRUCCIÓN Y AUTOFORMACIÓN


            Estimados lectores:
                                            Es el plan de estos escritos difundir enseñanzas claves para favorecer la comprensión de muchos “estudiantes” esparcidos por el mundo. Será por lo tanto de gran ayuda, al servicio de la Jerarquía espiritual, encontrar “voluntades-puentes” que permitan a estos fascículos viajar de mente a mente, contribuyendo así al propósito de instrucción mundial.
            Como antes se explicó, estos escritos canalizados, no son ni pretenden ser un compendio completo de las enseñanzas ocultas, ya que eso ya fue dado a la humanidad a lo largo de las edades, a través del trabajo de maestros y discípulos del mundo. Estos escritos que ‘ven la luz’ en estos tiempos, son un complemento de todo lo ya transmitido, pero como complemento es muy necesario, ya que viene a “hilar” lo que en el ‘telar del conocimiento’ aún estaba inconcluso. Además, el investigador abierto podrá ver claramente que todo el conocimiento aquí expresado revela “esencias” de la verdad, integrando perfectamente el lenguaje de diferentes escuelas del saber esotérico, espiritual y cosmológico, ya que todas se pueden fusionar armónicamente al provenir de una única fuente de instrucción: El Ashram del Instructor Mundial.

            Es común ver a estudiantes aferrados a doctrinas particulares del saber, y salir en defensa de las mismas como si de ello dependiera su vida. Esto ocurre en el ser humano en todos los sectores o áreas: el deporte, la religión, la política, etc. El que también ocurra en el ámbito del estudio de las ciencias esotéricas es solo cuestión de “cambio de etiqueta”, pero es la misma cosa. El apego y el partidismo son cualidades de la mente condicionada, y no hay diferencias por el área en que ocurre ese partidismo; cuando hay preferencias partidistas surgen los antagonismos, y con esto la lucha y la violencia. Ver claramente esto es el inicio de un gran cambio. Según lo que está a la vista de quienes podemos Ver, es evidente que la humanidad aún no ve esta realidad…
            Hablamos así ahora a todos los estudiantes, por que vemos que muchos se sienten ‘superiores’, como de una raza especial o diferente en la humanidad por no profesar una religión en particular, por no interesarse por preferencias fanáticas en el deporte, y por definirse como “apolíticos”…; pero sin embargo SÍ están apegados a alguna rama del saber esotérico o filosófico o a algún ideal en particular, el cual siempre están dispuestos a defender atribuyéndose la posesión de “la verdad”. Esta es una conducta habitual en muchos estudiantes, que no solo los baja de su ilusorio pedestal de superioridad, sino que los coloca ante la categoría del “hombre mediocre”, lleno de debilidades y defectos en su carácter, lo cual aún no ve en sí mismo. Tal es la condición interna de muchos estudiantes interesados por la vida espiritual.
            Esta transmisión no ofrece flores bonitas para que estén a gusto los “egos”. Estamos señalando actitudes y errores para que se les preste la debida atención.
            La ‘soberbia espiritual’ es uno de los comunes defectos que se esconden a la auto-observación. 
            Todo estudiante debe permanecer atento a tales condiciones y hábitos del carácter, expresados en pensamientos, sentimientos y actos. Si se está atento y se aplica la AUTO-OBSERVACIÓN se podrá ver esto.
            Muchos estudiantes creen poder ver estas cosas en otros estudiantes, pero con ello ningún mérito hacen; el desafío está en poder verlo en sí mismos; de lo contrario ningún avance será posible. El progreso en el Sendero es interno. Creer poder ver los defectos en los demás no es signo de progreso en el Sendero, pero verse a sí mismo, darse cuenta de los propios aciertos y desaciertos, sin autoengaños, sí es signo de avance interno.

            Ha sido esta una clave de autotransformación.
            En dos niveles paralelos viajan las instrucciones de estos escritos: el conocimiento esotérico y la autoformación del carácter.

                              Interpretad con inteligencia lo que con cuidado se os dice.