jueves, 4 de julio de 2013

(23) UNA TRABA PSICOLÓGICA EN LOS ESTUDIANTES

 
Inclinad la cabeza ante lo que llega…
Llega la Paz universal a los hombres.
Llega un nuevo Sol a la Tierra.

            Este tipo de frase es reconocida por muchos estudiantes. En los últimos tiempos bastante información ha sido canalizada sobre ‘el Nuevo Tiempo’, o ‘la Nueva Era’. No toda la información vertida y difundida es clara y real 100%; a veces hay ideologías humanas mezcladas con la vertiente pura de la información esencial. El efecto del fanatismo que tomó a muchos en estos temas, ha producido un “efecto rebote” en otros, que sienten rechazo hacia todo lo que tenga que ver con el tema “Nueva Era”; por que el fanatismo, que es apego y distorsión, produce su réplica contraria que es repulsión y rechazo. Es por este motivo que pueden verse en la actualidad grupos de estudiantes en extremos opuestos en cuanto a las ‘sensaciones internas’ que les produce la temática de la Nueva Era, el Nuevo Sol, el Nuevo Tiempo, etc. Las “reacciones” de los estudiantes son disímiles y opuestas; pero exhortamos a que cada estudiante revise en su fuero íntimo todo lo que es “REACCIÓN”, por que bien es sabido que la reacción es acción condicionada por el trasfondo psicológico de creencias y experiencias.
            Una “reacción” puede ser a favor o en contra de algo. Si es a favor será en forma de gusto, atracción, apego, fanatismo y/o partidismo; y si es en contra será en forma de rechazo, repudio y hasta odio y violencia. Estas reacciones pueden darse en el orden mental, en forma de pensamientos; en el área astral, en forma de reacciones emotivas; y en el área física, dando muestras claras de adhesión o rechazo; pero todas son “reacciones”, es decir muestras claras del funcionamiento oculto de un equipo neuro-psicológico que actúa en forma mecánica reactiva en el hombre.
            Esto debe ser advertido por todo estudiante, pues ningún humano, a no ser que haya completado su purificación interna hasta un alto grado de profundidad, está exento del trasfondo psicológico reactivo.
            Esta condición neuro-psicológica de mecanicidad reactiva es lo que ha producido en el hombre la violencia en todas las épocas de la historia humana en la Tierra.

La diferencia entre ACCIÓN y REACCIÓN debe ser investigada y comprendida por los estudiantes. Toda reacción proviene del condicionamiento interno, psicológico; mientras que la verdadera “acción” es pura, no proviene de la memoria psicológica acumulativa, sino de otra “fuente nueva”, llena de energía fresca y sutil, desde más allá de la mente condicionada.
Hablamos así hoy a los estudiantes para que sea comprendida la necesidad vital de una revisión interior en cuanto a esta importante temática. Los estudiantes deben llegar a ver en sí mismos todo rastro y efecto posible de mecanicidad reactiva, por que de lo contrario ningún servicio fecundo podrá realizar, aunque con buena voluntad se lo proponga. La “buena voluntad” es necesaria, pero no es suficiente en el Sendero. Todo servicio a la Vida, sea cual fuere, precisa de mente limpia (purificada) para que la Luz de Buddhi (intuición) y la Voluntad espiritual, puedan reflejarse vívidamente en forma de sentimiento, pensamiento y actividad.
Esta revisión interior es muy importante y debe comenzar como una actitud permanente del estudiante a la ‘observación’ en su vida diaria y de relación; no solo en la relación con otras personas, sino también en su relación con las ideas, con los conocimientos y las informaciones, con la naturaleza, con las cosas…, etc.
En cuanto a la temática de la Nueva Era y los “cambios planetarios”, existe también un tipo de “relación” en cada estudiante. Animamos a todos los estudiantes a reconsiderar esa “relación”, a observarla con detenimiento, y con ojos nuevos, para ver si existe una relación mecánica reactiva de algún tipo, tanto sea de apego o de rechazo; por que no es así como debe el estudiante acercarse a temas tan actuales y serios como estos. La actitud de todo investigador debe ser “científica”, es decir, estudiar todo lo que ha sido propuesto como verdad, en forma de “hipótesis”, si acaso no hubiere aún pruebas para una convincente corroboración. La actitud del estudiante debe ser de APERTURA, pero sin apegos, y a la vez de sana e “inteligente desconfianza”, pero sin rechazo.

Entiéndase bien lo que aquí se ofrece, por que muy pocos son los que pueden estar exentos de los errores aquí mencionados. Es necesario que todo estudiante resurja de sus oscuros estados de mecanicidad inconsciente, para tomar consciencia y despertar a una actitud madura respecto de las “relaciones”. (Entiéndase la palabra “relación” en forma amplia, como ya se explicó).
Existe mucha información en manos de Instructores de la Jerarquía que podrían tener cauce hacia la humanidad, a no ser por la cerrazón y el fanatismo imperante en las mentes, incluidas las de los “estudiantes” que, supuestamente, deberían brillar como “faros” y ejemplos de apertura y madurez psicológica, pero que se comportan a menudo con la inmadurez de niños caprichosos. Esto pasa inclusive, y con más crudeza a veces, en círculos de estudios esotéricos de renombre y añeja trayectoria.
Entiéndase esta señal de contacto como una más, dentro del área de autoformación del carácter, que se da en estos escritos.
Actívese la autoobservación como faro interno. Ese es nuestro consejo.

                                                   Instructor Interno.