martes, 12 de agosto de 2014

56- OLEADAS DE VIDA AVATÁRICAS



            Avatares de distintas regiones del Universo han arribado a Urantia por diversas líneas vectoriales de luz. Los ‘Avatares’ son descensos de seres solares desde elevadas regiones dimensionales hasta “aterrizar” en la materia tridimensional de un planeta como la Tierra. Loa Avatares ‘conocidos’ han sido pocos y todos han sido descensos de Conciencias de Luz en la humanidad en momentos claves donde era necesario un despertar y un resurgir de la conciencia. El Avatar mayor ha sido la venida del CRISTO MICAEL en su encarnación como “Jesús de Nazaret”, aunque antes apareció como “Krishna” en el oriente. Aparecerá como el “Kalki Avatar”(1) al final de esta gran Época.
            Pero han existido Avatares menores, en mayor número y en forma continua en la humanidad terrestre. Estos son los “Hijos del Sol” o “Hijos del Fuego” que, existiendo en otros sistemas estelares, y por Ley de Sacrificio, han podido “descender” desde sus moradas espirituales de luz y fuego hasta la oscura materia terrenal de Urantia. Este ha sido un ‘Sacrificio’ para estas criaturas solares, ya que al descender desde sus elevadas moradas a las densas investiduras humanas han ido “perdiendo” esencia y recuerdo (si es que se nos permite esta forma de expresarlo) de “Quienes eran” en verdad, comenzando así una larga travesía de reencarnaciones humanas, sin recordar su verdadero origen cósmico.
            El sacrificio del ‘descenso’ y el ‘olvido’ ha sido el Dharma espiritual de estos seres solares. Ellos sabían que al descender, “olvidarían”…, pero que llegado el momento, volverían a “recordar” sus reales orígenes y naturaleza espiritual para, a partir de allí, iniciar una travesía a la inversa, es decir, de “ascenso” hacia sus reales moradas celestiales desde donde descendieron. Durante este “ascenso” estarían, como consecuencia, guiando a otras almas del mundo hacia la luz y ayudando a la elevación vibracional planetaria.
           
            Han existido muchos y variados “contratos de descenso” de estos seres de luz, por lo cual sería imposible entrar en detalles aquí, pero los mayores grupos fueron los que entraron al final de la Época Lemuriana y durante la Época Atlántica, generando “cuerpos causales” y comenzando sus encarnaciones como humanos en aquellas Épocas Raciales. Existen también Avatares que tomaron ‘cuerpos causales’ (alma humana) durante la actual Raza Aria (los llamados “niños índigo” son un ejemplo de esto).
            Como se podrá ver hubo oleadas de vida cósmica de avatares que han arribado a Urantia, y todo ha obedecido a un Plan de Evolución y Servicio, el cual debe ser estudiado y cada vez mejor asimilado y comprendido por los estudiantes del mundo.

            El tema de “las oleadas de vida avatáricas” no ha sido abordado hasta ahora claramente por las escuelas esotéricas del mundo, y esta señal de contacto lo pone de relieve para que sea considerado como asunto de investigación por los estudiantes.
            El tema de los AVATARES siempre ha sido considerado en forma exclusiva para casos históricos especiales y conocidos. Pero lo que aquí planteamos es una realidad diferente, ya que si bien los grandes Avatares han sido muy pocos, y todos se refieren a Regentes Espirituales Mayores, nosotros afirmamos también la verdad de la existencia de “oleadas de vida avatáricas” que, aunque de menor envergadura y de carácter más anónimas, han sido, y lo son, una realidad en la Vida Planetaria de todos los tiempos (al menos, desde la 3° Raza en adelante).

            Es hora de “RECORDAR”. Es por este motivo que estas señales de transmisión ven la luz del día en estos tiempos.

            Nosotros somos antarianos, y estamos en línea avatárica directa con el canal escribiente.


LUZ Y PAZ.

AVATARES DEL SOL




1-      Kalki Avatar: “Kalki” es un sobrenombre de Vishnú, que significa “Caballo Blanco”.

Blogs relacionados (del mismo ‘canal’):