domingo, 30 de junio de 2013

(16) DESTINO DE NEBADON


(Antes de proceder a la lectura de este tema, se recomienda visitar los escritos n° 8, 11 y 12 de este mismo blog)


            El Plan Divino para el Universo Local de Nebadón tiene, como se ha esbozado ya, características especiales y únicas dentro del GRAN UNIVERSO.
            Llamamos “Gran Universo” a la Totalidad Cósmica, es decir, a todos los cúmulos y supercúmulos de universos existentes. Decir “Gran Universo” es sinónimo de decir “EL TODO”.
            Dentro del Todo Cósmico o Gran Universo, existen miles de millones de universos locales, cada uno compuesto por cientos y hasta miles de galaxias de diferentes magnitudes.
            El Gran Universo posee 7 SECTORES en el espacio cósmico; son 7 “súper-universos”, compuestos cada uno por millares de universos locales. Nebadón es tan solo uno de esos universos locales, ubicado en un sector periférico del gran 7° superuniverso, el último sector macrocósmico manifestado en el Gran Universo.
            La Creación macrouniversal está en proceso de expansión, y se preparan nuevos macro-sectores que darán a luz nuevos campos para la expresión de la Vida. Todo sucede a través de ciclos.
            El Propósito básico en el GRAN UNIVERSO es la EVOLUCIÓN, pero a partir de esa base, cada gran sector, es decir, cada uno de los 7 superuniversos, tienen un propósito particular; es decir, un área de especialidad a desarrollar o destino que cumplir durante la Evolución.
            A la vez, cada universo local, dentro de esos 7 colosales superuniversos tiene un propósito particular que se alinea al Propósito superior correspondiente al gran sector al cual pertenece. Veamos como ejemplo a nuestro Universo Local:

            Dentro del 7° superuniverso, Nebadón posee una ‘clave de activación’ que deberá descubrir para vibrar en una sintonía especial en un momento de su viaje evolutivo; y esto, vinculándose a las activaciones de otras llaves de progreso de la conciencia en otros universos locales, producirá el cierre o consumación de una gran etapa evolutiva dentro de este 7° Gran Sector Cósmico.


            Para que se entienda mejor pedimos al estudiante que emplee el poder de su imaginación creativa. Ayudará a comprender estos temas de evolución cósmica, el imaginar “7 HERMANOS” (los 7 superuniversos). Cada uno de estos grandes Hermanos tiene características particulares, pero se complementan en un todo armónico, como una sola “Familia” (el Gran Universo). Cada uno posee atributos especiales y la necesidad de desarrollo de alguna cualidad en particular. A la vez, cada Gran Hermano posee sus correspondientes CHAKRAS, que son “Hermanos menores” dentro de Su Cuerpo.
            Cada uno de estos Chakras está formado por millones de “vibraciones” (los “universos locales”); y cada Chakra posee un desarrollo particular y diferente al resto de los Chakras del Gran Hermano.

            Tomemos ahora uno de esos Chakras para bucear en su estructura…
            En el mismo pueden verse rayos de luz, como “pétalos de un loto”, y cada uno de esos rayos o ‘pétalos’ está formado por cúmulos de corpúsculos de luz (“grupos de universos locales”). Cada uno de esos corpúsculos de luz están formados por miles de “átomos de luz” (que serían las “galaxias”)…, etc., y así se podría seguir con esta analogía describiendo y desmenuzando al átomo

            Si se observa, se verá que hemos comenzado la imagen con los 7 Grandes Hermanos, pero luego nos detuvimos en un Gran Hermano, para ir descendiendo y particularizando su constitución. Al llegar a un Chakra, que representa un sector de vida cósmica, nos ubicamos en un “pétalo” de ese chakra o “Loto energético”, y pudimos ver, siguiendo la imagen mental, que es dentro de cada pétalo de un chakra cósmico donde están los “corpúsculos de luz”, es decir, los “grupos de universos locales”.
            Cada universo local está precedido por un gran Ser al cual llamamos Micael, o Gran Hijo Creador. Por lo tanto se podrá ver que cada corpúsculo de luz dentro de un “pétalo” está precedido por un Ser cuya conciencia responde en propósito al destino del “pétalo” al cual pertenece. El destino de cada pétalo de un Loto o Chakra es desplegarse, activarse. Cuando todos los pétalos de una flor se han abierto, podríamos decir que el propósito de la flor se ha cumplido, y se la puede ver ahora en toda su belleza de colores y aromas, desplegando sus mejores cualidades… Así es como ocurre con los chakras del ser humano y también a nivel de los chakras cósmicos.


            El destino de Nebadón, como corpúsculo de luz que es, formado por miles de ‘átomos’ (galaxias), es cumplir con el propósito de activarse plenamente a nivel CONCIENCIA para, uniéndose con otros ‘corpúsculos’ activados, producir la activación y apertura del pétalo del Loto al cual pertenece.


Todo este esquema evolutivo para el desarrollo de cada “Gran Hermano” es supercomplejo para ser explicado a la mente humana, pero lo que importa aquí no es “el detalle”, sino ver la magnitud de lo que llamamos EVOLUCIÓN, para que quede en cada estudiante una idea clara (aunque en esencia, sin detalles) de su magnificencia.

            Esta transmisión obedece a la necesidad de expansión de la mente de los estudiantes hacia nuevos horizontes de comprensión, con nuevos y más amplios conceptos de Evolución, ya que muchos estudiantes investigan tan solo lo referente a la vida en Monmatia, el Sistema Solar, y rara vez van más allá en sus reflexiones. Necesario es ir entendiendo la Evolución de la Vida desde un ángulo más abarcativo. Así lo pide la necesidad del alma humana en estos tiempos.

            Lo “cósmico” debe ir siendo “digerido” de a poco, paso a paso, y explicaciones e instrucciones detalladas no llegarán hasta que reflexiones básicas, a partir de analogismos como estos, hayan estimulado el córtex cerebral produciendo sinapsis especiales.
            El Plan Solar para Urantia está vinculado y alineado a planes cósmicos. Urantia solo es un electrón dentro de un átomo, y éste dentro de un corpúsculo, dentro de un pétalo, dentro de un chakra cósmico… Todo, dentro del 7° superuniverso del Gran Universo del TODO.

            Comprended estas señales de contacto más allá de las palabras, y relacionad las transmisiones.
            Nuestra Luz obedece al Propósito de Urantia, dentro de Propósitos superiores de Vidas cósmicas mayores.
            Alinead vuestras vidas con el propósito de vuestras almas solares, y seréis “obreros” del Propósito mayor, “peones” del Sol en la Tierra.

            Que la Paz os nutra y el Amor os ilumine.

Jerarquía de ERKS.