viernes, 28 de junio de 2013

(11) SEÑALES DEL GRAN ESQUEMA EVOLUTIVO UNIVERSAL


SEÑALES DEL GRAN ESQUEMA EVOLUTIVO UNIVERSAL

      Antes de abordar esta lectura, se recomienda leer "El gran misterio de la unidad   universal".


Existe un grupo de “estudiantes” en condiciones de conocer una nueva instrucción referente a la historia real del planeta Tierra, “URANTIA”, como es conocido en el contexto universal.

El sol de vuestro sistema es Padre o Progenitor de vuestro planeta, así como de las demás esferas que en forma elíptica lo circundan en un viaje cíclico permanente. El sistema solar es “MONMATIA” desde el punto de vista cósmico, por lo tanto así lo designaremos; y el ‘universo local’ al cual pertenece, en cuya estructura giran miles de galaxias, es “NEBADÓN”. Por lo tanto esos son los nombres utilizados por lo general en estas transmisiones, por ser nombres referentes a un conocimiento ya revelado y conocido, el cual avalamos, con la salvedad de que ningún conocimiento es puro. Recordad que todos, todos, son “dedos” que señalan en dirección de la Verdad, y que las verdades trascendentales solo pueden ser conocidas en forma directa, vivencial. El intelecto es solo un “puente” de preparación, hasta llegar, llegado el momento, a la ‘región’ de la experiencia directa.

Así como Monmatia es el progenitor de Urantia; vuestra Galaxia, la Vía Láctea, compuesta por cientos de miles de “soles”, fue también generada, es decir, manifestada por un Progenitor Cósmico mayor. Este gran Progenitor Cósmico era en sus orígenes una gran Nebulosa Cósmica, la cual por ciclos dio origen a las diferentes galaxias que hoy integran el Universo de Nebadón.

Tal Nebulosa era una nube interestelar de gigantescas proporciones, la cual en su seno llevaba el Calor del Fuego químico de la Materia y la Energía del Propósito Espiritual que le dio impulso. Por lo tanto, tal Nebulosa era a la vez “Padre” y “Madre”, y se autoengendró y autogeneró, produciendo de su propio calor interno las transformaciones necesarias para dar origen y nacimiento a la compleja CREACION UNIVERSAL.

Las palabras “Padre” y “Madre” que son utilizadas para explicar el proceso de Creación universal son impropias a nivel científico, pero la limitación de las palabras y la necesidad de colocar un conocimiento tan complejo en forma comprensible, nos ubica en la necesidad de ‘echar mano’ de esas palabras, que aunque imperfectas, pueden señalar hacia la comprensión.

En los orígenes del Universo local, por lo tanto, nada existía separado de la Fuente Matriz: ‘la gran Nebulosa Padre-Madre’. Todo lo que después fue manifestado como “Creación” estaba aún fermentándose en el interior de esta gran Matriz Cósmica, así como ocurre en el interior del vientre materno durante la fecundación del óvulo, las subsiguientes subdivisiones y transformaciones continuas del huevo o cigoto, la posterior formación del feto, y las continuas metamorfosis internas producidas antes de “dar a luz”. Lo que ocurre en la creación de un ser humano es una analogía, en esencia, de lo que sucede en las creaciones universales. “Como es arriba es abajo, y como es abajo es arriba” es el enunciado de una Ley conocida por los estudiantes, la cual viene al encuentro del investigador cuando se investigan verdades de proporciones universales, a las cuales aún no es posible acceder por conocimiento directo.

Aquí cabe una salvedad: Estamos explicando en esta oportunidad la manifestación del Universo Local, “Nebadón”, pero existen miles de millones de universos locales compuestos por grupos mayores y menores de galaxias. Aquí solo hacemos referencia solo a uno de esos universos, al cual pertenece vuestra Galaxia, y dentro de la misma, el sistema solar o Monmatia.
La palabra UNIVERSO es apropiada por que significa la gran diversidad nacida del Uno, de una única Fuente; y esto es justamente lo que sucedió con la gran Nebulosa Matriz que dio origen a este Universo Local, y a muchos más. En sus orígenes solo existía “un único calor interno”, y todo vino de allí...
Ese Calor interno era un Fuego incandescente de química oculta de la naturaleza cósmica material. Tal “Calor” fue engendrado por el Propósito Espiritual, y así comenzó la Creación, expresándose las primeras diferenciaciones materiales de lo que más tarde llegarían a ser las galaxias.

Aclaramos entonces, que aquí estamos explicando la formación de la Creación de este Universo, Nebadón, que ha sido engendrado con una Energía de Propósito especial.
Cada universo en el Cosmos ha venido a la existencia de similar forma a la que se está explicando aquí, pero la Energía Propósito, aunque procede de una misma gran Fuente Suprema Cósmica, tiene cualidades particulares en cada universo. Es decir, que cada universo local en el Macrokosmos es creado con un propósito especial y particular, aunque todo por igual obedece a la gran Ley de Evolución.

En Nebadón existe un “experimento vida” de especiales características que ubica a este esquema evolutivo universal en el tapete de las esperanzas solares y cósmicas.

Bastante tiene el estudiante para meditar en el anterior enunciado, y mucho más no se puede decir al respecto, pero podrá entenderse que del resultado que tenga el “experimento-vida” en Nebadón dependerá, en un futuro, el destino de otros universos hermanos en el Cosmos.

Existen 4 cuadrantes universales en este Universo local, Nebadón, en cada uno de los cuales un especial experimento “vida-puente” está siendo manifestado.

En cada uno de los 4 cuadrantes hay 2 experimentos genéticos particulares, de los cuales se espera extraer un aspecto especial de “conciencia despierta”.
Urantia es uno de estos “planetas probeta”, ubicado en uno de esos cuadrantes, y cuyo objetivo es dar nacimiento a un nuevo ser; y unido a los otros 3 cuadrantes forman una CRUZ UNIVERSAL: “La Cruz de Nebadón”.

Desde el centro de esta gran Cruz una gran Presencia Solar rige, dirige e impulsa el experimento evolutivo de la conciencia. Su nombre es MICHAEL, El Cristo Universal de Nebadón, que en proyección hacia Urantia ha sido reconocido como el “Avatar” en diferentes épocas de la historia humana.

El experimento-vida en Nebadón culminará cuando la alquímica radiactividad espiritual esperada se haya producido en cada uno de los mundos probeta, y esto significa, el nacimiento de un “ser consciente” único en cada uno de los planetas experimentales, con características particulares y opuestas, pero complementarias en cada cuadrante, que al fusionarse eléctricamente en CRUZ, darán giro a la Rueda Universal, semejante a una hélice vibracional cósmica que todo lo elevará. Este será el clímax evolutivo del Universo local de Nebadón, que con su imantación radiactiva, y representando un chakra cósmico dentro de un Sistema Mayor, permitirá un avance, y a la vez una Macro-iniciación en el Esquema Macrokósmico.

Hasta aquí hemos instruido en este tema.
Se dieron claves para una comprensión, que dependerá de la intuición y apertura de cada estudiante el que sean develadas y correctamente comprendidas.
Sabemos que por ley de atracción, llegarán a estos escritos, los lectores indicados.

En Luz y Paz:

                                                      Instructor Solar.